Si sumamos el saldo de la balanza corriente al saldo de la balanza de capital tendremos el exceso (defecto) de ahorro de la economía en caso de que el resultado sea positivo (negativo).
 
Un exceso de ahorro en estos tiempos tan complicados es entendible; un exceso de ahorro como consecuencia de la necesidad de desapalancarse ante la elevada deuda acumulada en el pasado, es necesario; un exceso de ahorro es un entorno de falta de demanda final mundial es muy cuestionable.
 
Nosotros esperamos que el saldo positivo de  la balanza corriente del área EUR supere este año el 3.2 % del PIB. Con todo, no muy lejos de la cifra estimada en 2015. Dentro de la zona debemos citar el saldo positivo de 7.6 % del PIB en Alemania, 9.6 % en Holanda y el 9.1 % de Irlanda. Pero, también, el 1.7 % en España, el 2.2 % en Italia y el 0.6 % en Francia.

Naturalmente,  los argumentos para cada país son diferentes. Pero, el Problema (de falta de un claro motor de crecimiento económico) es común.
 
Entenderán a partir de las cifras anteriores la afirmación de que la inestabilidad de los mercados financieros favorece al Euro. ¡Cómo rechazarlo ante su evidencia! Pero, por lo demás, también hay un argumento teórico claro. Me refiero a la repatriación de capitales hacia el área que conlleva el aumento de la inestabilidad en los mercados financieros internacionales.

Quizás un gráfico les ayude a verlo de forma más clara.
 
Aquí pueden ver los flujos de cartera del área, calculados en porcentaje del PIB y en una media móvil de tres meses, desglosados en activos y pasivos de renta variable y renta fija.….
 
c1

 
En definitiva, no solos los inversores de la zona Euro han sido claramente compradores de papel internacional como los no residentes han sido neto vendedores de papel doméstico.
 
¿Dónde han invertido los inversores residentes? Cuando valoramos la salida por inversiones de cartera, según los datos del ECB, el 45 % de deuda extranjera se ha dirigido a USA, el 11 % a UK, 10 % otros países de la EU, 10 % hacia Canadá y un 5 % hacia Japón.
 
c2

 
¿Y no sufrirá la renta fija doméstica ante este Proceso de “diversificación” hacia el exterior? Podría ser, sino fuera por las compras llevadas a cabo por el ECB. Y nosotros esperamos que la autoridad monetaria europea decida finalmente llevarlas más lejos de marzo del 2017 como está fijado hasta el momento.
 
José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España