Los principales indicadores de los efectos negativos de la salida de Reino Unido de la Unión Europea se han estabilizado, teniendo cuenta que el índice británico ha recuperado todo lo perdido en el terremoto del resultado del referéndum y además la libra ha cortado sus bajadas al haber entrado en sobrecompra o sobreventa según sea la moneda débil o fuerte en los pares.
 
Ver que se ha recogido parte del descenso y convertido en beneficio de los que apostaron por el rebote, nos dejan una situación bastante delicada, porque ha sido mucho beneficio en muy poco tiempo, por lo que puede empezar a quemar en las manos de los operadores si aparece alguna duda en el global del mercado.
 
Hay motivos para estar contentos y otros para estar preocupados en la sesión, así que de ahí viene la indecisión que tenemos en estos momentos.
 
Como punto negativo tenemos esa intención del banco popular de China de permitir una devaluación de su moneda frente al dólar hasta alcanzar el nivel del 6,8, lo que representa una caída del 4,5%. Esto, destinado a ayudar a las exportaciones en su propio país, es negativo para todos los que ya han metido dinero dentro del país, así que sigue siendo algo negativo para los mercados porque puede favorecer más salida de capitales de aquellos que no pueden aguantar más pérdidas dentro del propio país.
 
Por otro lado, hay mucha atención puesta en el sector bancario porque hay bastantes cosas dando vueltas. Por un lado, el DT Bank es uno de los puntos más negativos que tenemos porque ha llegado a perder cerca del 4% al haber dicho el Fondo Monetario Internacional que es uno de los problemas más gordos que tenemos, por lo que se ha metido todavía más por debajo de los mínimos alcanzados en la crisis y donde se dio la vuelta en 2009. En estos momentos tenemos bajadas generalizadas en el súper sector bancario salvo el banco británico HSBC que está subiendo 0,47%. Además de este factor negativo, tenemos que el banco alemán, junto con el Santander español, no ha pasado las pruebas de esfuerzo realizados por la Reserva Federal, por lo que sus planes de capital deben esperar. Hoy el sector bancario puede ser un punto positivo en Estados Unidos porque prácticamente todos han tenido el visto bueno en sus planes de capital consistentes en aumento de dividendo y prácticamente en todas partes recompra de acciones propias, así que debemos estar atentos a cómo influye un lado del océano en el otro.
 
En la parte positiva tenemos los datos macro. En concreto que Reino Unido ha confirmado el crecimiento de su Producto Interno Bruto en el primer trimestre, algo que en realidad no significa nada porque esto es antes de la salida de la Unión Europea, y por otro Alemania ha seguido bajando su desempleo, incluso con la oleada de inmigrantes, así que todo lo que signifique que la economía alemana está fuerte es algo muy positivo para el mercado porque lo que necesitamos ver en estos momentos es que la economía pueda aguantar esa influencia negativa de la salida de Reino Unido de Europa.
 
En estos momentos el súper sector de recursos básicos es el mejor de Europa con un incremento del 1,36% y el bancario es el peor con una bajada de -1,21%, seguido de las aseguradoras con -0,66%. El de petroleras sube 0,92%, así que aquí se ve perfectamente esa dualidad que mantiene la sesión navegando entre dudas.