La verdad es que mirando las últimas sesiones, el mercado se parece mucho a Tarzán, que salta de una liana a otra para mantener el avance.
 
En las últimas sesiones, el incremento del precio del crudo ha sido uno de los factores que más ha animado a los mercados, junto con el nuevo aumento de las mineras que se han apoyado en las subidas del mineral de hierro y también de la búsqueda de seguridad en el oro, en una combinación extraña entre miedo a las perspectivas de crecimiento tras las bajadas de las mismas por el Fondo Monetario Internacional y la búsqueda de seguridad en el metal amarillo.
 
Si miramos el mercado por dentro, tenemos que todos los súper sectores de Europa están en positivo, pero los que más suben son los que nos dan la clave del día:
 
- El súper sector de petroleras está subiendo 2,28%. En estos momentos el precio del crudo está bajando -1,35% pero tenemos las cifras de las reservas semanales de crudo creadas por el Instituto API con un incremento de 6 millones, mucho más de lo esperado, lo que abre cortos a la espera de la confirmación de los datos oficiales del departamento de información energética que conoceremos en casi seis horas. Sin embargo, tenemos un momento en donde el dólar está empezando a tener apoyo por los numerosos comentarios acerca de que Estados Unidos necesita más subidas de tipos de interés, y en los precios de importación ayer vimos que el incremento de los precios recientes del crudo es uno de los factores de inflación, por lo que cuanto más apoyo tenga el dólar, más intrínsecamente se está apoyando al precio del crudo porque se ve que hay una situación favorable para el mismo. Al mismo tiempo, los numerosos titulares acerca de lo que podemos esperar que la reunión de este fin de semana de productores, nos está generando también mucho movimiento, pero el fondo parece positivo para el precio del crudo.
 
- El súper sector bancario está subiendo 4,4%. Aquí volvemos a tener una fuerte mejora de los bancos italianos que supera el 5% de media, pero es que el resto también está disparado al alza, ya que hay muchos ojos puestos en lo que pueda pasar con los tipos de interés en Estados Unidos, pues una subida de tipos de interés marca un aumento de los márgenes en el sector bancario y puede dar un respiro a prácticamente todos. Además, los mejores datos en China, también hacen que todo el mercado respire.
 
- El súper sector de recursos básicos está subiendo 4,5% y es que la mejora del dato de exportaciones que hemos conocido en China está gustando mucho, en concreto las cifras referidas al mineral de hierro y el cobre, así que tienen apoyo prácticamente por todas partes. A pesar de la rebaja de perspectivas de crecimiento mundial, a China el Fondo Monetario Internacional se las ha subido, así que es el foco de miedo que está cediendo un poquito.
 
- El súper sector de automoción y recambios mejora 3,11%. Si estamos hablando de mayor potencial alcista para el dólar, el euro lo tiene bajista, así que las exportadoras de la zona euro están de enhorabuena porque el factor divisa podría serles favorable otra vez.
 
También son numerosos los súper sectores que está subiendo más del 1%, como el de constructoras con 1,62%, las químicas 1,95% o las tecnológicas con 1,93%.
 
En definitiva, el mercado ha encontrado más motivos para seguir subiendo en el corto plazo y más concretamente en China, porque todo el mundo sabe que es el que tiene que tirar del resto y el que ha generado los problemas actuales, así que tenemos un movimiento contrario porque mientras el Fondo Monetario Internacional apostaba por crecimiento de las economías occidentales, se las bajaba a China, pero es que ahora estamos en un momento contrario, le reduce las perspectivas de crecimiento occidente pero se la sube a China, así que da la sensación de que hay una especie de cambio de paso. Aun así, hay miedo a la Reserva Federal de la revalorización del dólar, pero se reduce mucho si hubiese muestras fuertes de que China empieza a despertar, porque compensaría de alguna manera.