La semana pasada sufrimos la espera a la decisión del BCE, y esta semana no sólo tenemos lo que ha pasado en el Banco de Japón en el día de hoy, sino que mañana tendremos la Reserva Federal y para terminar la semana, la traca final, es el vencimiento trimestral de derivados.
 
El Banco de Japón ha mantenido absolutamente todo lo que había dicho en la anterior reunión, pero ha puesto unas perspectivas y peligros para la economía que se han incrementado ligeramente, por lo que visto lo que hizo el BCE, muchos piensan que para la próxima reunión tendremos una aceleración de las medidas tomadas en el país del sol naciente, pero la realidad es que nadie sabe qué es lo que va a pasar mañana con la Reserva Federal, ya que los del Banco de Japón han remarcado que están pendientes y uno de los riesgos son las consecuencias de cómo se toma el mercado la política monetaria de Estados Unidos.
 
Si miramos al mercado por dentro, tenemos prácticamente a todos los súper sectores de Europa en negativo, pero hay dos que brillan con luz propia que son el súper sector de recursos básicos que se está desplomando nada menos que un 5% y el de petroleras que también se cae un - 2,07%.
 
Para entender lo que le pasa a las petroleras, simplemente hay que mirar cómo cerró el crudo al cierre de ayer y darse cuenta que en estos momentos va de camino a los 36 $. No puede pasar la resistencia de los 38 $, y además hemos llegado demasiado cerca la sobrecompra:
 
wti

 
Por lo que respecta a las materias primas, fíjense dónde está el máximo del super sector este año, en la media de 200 sesiones. Simplemente hay que hacerse la pregunta: ¿ven al sector mejor que hace un año? si la respuesta es no, retroceso al canto.
 
recbas

 
Una de las razones para decir que no a la pregunta anterior sobre las materias primas, nos la ha dado hoy Antofagasta con sus resultados, ya que se está desplomando cerca del 10% tras decir que no pagará un dividendo final de 2015 pues se está centrando absolutamente en el recorte de costes. Como podemos imaginarnos, el miedo se esparce por todo el sector viendo que cada una está pasando muchísimas dificultades para pagar el dividendo, así que hay un cierto descuento de que todas acaben cortando el dividendo.