Parece que ya ha llegado el momento de ver si las grandes expectativas que ha puesto el mercado en la nueva administración norteamericana se ven sustentadas por realidades, así que todo el mundo escrutará letra por letra lo que tenga que decir Donald Trump en su discurso de esta tarde. Todo el mundo espera mucho, o lo que es lo mismo, hay un amplio espacio de decepción, porque optimismo ya hay mucho descontado, así que todo el mundo está poniendo cara de póquer porque nadie sabe qué va a pasar si lo que dice realmente concuerda con lo que el mercado ha descontado, por lo que se abre la posibilidad de que haya ventas con la noticia.
 
La sesión en Europa comenzó de mala manera por nuevos problemas en el sector bancario y además recomendaciones bajistas importantes sobre valores alemanes como por ejemplo Siemens por parte de Goldman Sachs o las de UBS sobre otros dos valores importantes. Sin embargo, en cuanto a corto plazo llegamos a la sobreventa, tuvimos un giro importante coincidiendo con la llegada de los datos macro de Reino Unido de producción industrial y de balanza comercial.

Los datos de Reino Unido dan que pensar, porque la producción industrial ha aumentado de forma bastante importante pero la que viene por parte de la construcción ha decepcionado mucho. Lo que más ha dolido es el dato de balanza comercial sabiendo que dentro de la Unión Europea la relación comercial toca máximos históricos. Esto significa que si hay un divorcio duro, la economía se va resentir sí o sí.

Con respecto al Brexit, hoy The Guardian ha dicho que de forma privada el Gobierno está reconociendo, por lo menos algunos miembros del mismo, que se están preparando para perder el caso que intenta activar el artículo 50 sin pasar por el parlamento, así que están creando planes de contingencia en forma de un proyecto de ley que tenga un texto preparado para que no sea fácil decirle que no y de esa manera activar el artículo 50, sabiendo que la mayoría del parlamento parece estar a favor de estar dentro de la Unión Europea.

En realidad, Europa sigue metido en un lateral a la espera de acontecimientos y un valor que ha ayudado a que tengamos un rebote importante es Volkswagen, ya que ahora mismo el súper sector de automoción y recambios es uno de los mejores del día con un incremento del 1,12%. La noticia de que podrían llegar a un acuerdo sobre las emisiones contaminantes en Estados Unidos está haciendo que suba más del 2% y además esté superando la zona de resistencia de los mínimos de 2015, así que poco a poco va recuperando ese hueco de pérdida de todo el escándalo. Si esto acaba por solucionarse, recuerden que Volkswagen tuvo un 2016 muy bueno en cuanto a entregas, a lo que hay que sumar la futura explosión de los coches eléctricos y también los ingresos por la venta de servicios conectados dentro de sus propios coches o los coches autónomos.

El súper sector de recursos básicos hoy se ha unido al bancario y ambos están subiendo 0,8% y 0,18% respectivamente.

El súper sector de petroleras también está subiendo 0,57% porque Arabia Saudita ha reducido la venta de crudo a ciertos países y la mantiene estable en Asia, lo que parece que se toma como la antesala a recortes en Europa.
Relacionando las mineras con las petroleras, nos sale el índice británico que está tocando un nuevo máximo.