El mercado se encuentra dubitativo en estos momentos. Europa está yendo en una dirección, pero Estados Unidos le está costando mucho tener una dirección clara, ya que Europa está ligeramente en positivo pero Estados Unidos también está ligeramente negativo.


Hay un fondo de clara preocupación por lo que pueda pasar en los comicios franceses este fin de semana, pero han aparecido algunas encuestas de última hora en donde aparece un poco más pequeña la probabilidad de que los extremos se encuentren en una segunda ronda, lo que está intentando animar a Europa en estos momentos justo con un indicador de directores de compra de la zona euro en su lectura preliminar del mes de abril que ha quedado mejor de lo esperado, por lo que empuja a mejoras de crecimiento un mes más.

En estos momentos en Europa el súper sector bancario está subiendo el 0,82%, el petrolero cae -0,57 por ciento los recursos básicos sube 0,44% y automoción y recambios 0,41%.

En Estados Unidos tenemos un movimiento que debemos tener en cuenta, ya que las Utilities son las mejores con una subida de 0,49%, el de energía es uno de los peores bajando -0,37% y además los bancos también pierden -0,17%, por lo que hay un movimiento que va a la inversa de la apuesta de refinación que hemos tenido desde que Donald Trump se hizo con el poder.

También es cierto que el índice de directores de compra que hemos conocido en Estados Unidos ha quedado peor de lo esperado, por lo que sí que es cierto que da la sensación de que necesitamos apoyo político para mantener la ilusión del mercado.

En gráficos de días en Europa, la media de 50 sesiones que los futuros más importante sigue siendo un protagonista claro. Hoy el futuro del índice francés ha intentado colocarse por debajo pero en estos momentos se sitúa ligeramente por encima, lo que anima también a que el europeo se coloque por encima de dicha media y además tengamos un ligero rebote desde ese soporte en el índice francés. En resumidas cuentas, estamos girando ligeramente al alza en el corto plazo pero la situación no cambia demasiado a la espera de acontecimientos desde Francia.