Los mercados europeos en el día de hoy están todos muy contentos con subidas en los futuros sobre índices cercanos al 1,7% de mejora de media y es que ya se está llevando a cabo la superación del canal bajista que nos ha tenido atrapados en los últimos tiempos durante toda la crisis de Grecia, y ahora mismo ya se empieza a intentar buscar una bandera en casi todos ellos.

Una vez Grecia parece que va por buen camino, aunque no se descarta que tengamos problemas otra vez en el medio plazo por la volatilidad de la situación política dentro del país, en el corto plazo tenemos una situación de alivio que viene acompañada por una nueva debilidad del euro que está potenciada por dos factores principalmente: el primero de ellos es la bajada de tipos general por menos miedo a la situación y también por una nueva divergencia entre las políticas de los bancos centrales que han seguido la estela de Estados Unidos y que generan una debilidad en el euro, uno de los factores clave en la mejora de las últimas sesiones.
Resumiendo en sectores lo anterior, tenemos que los dos mejores súper sectores del día son el de automoción y recambios subiendo 2,34% y también el de bancos que mejora 1,49%. En el de servicios financieros también despunta 1,99% y es que todo lo relacionado con la gestión del dinero se ve favorecido porque hay una menor resistencia a la hora de pensar en el futuro de la zona euro.

Con respecto a los coches, son exportadoras y deberían ser favorecidas por un euro más barato, aunque no están exentos de problemas porque la perspectiva de ventas de automóviles de lujo en China ha descendido por sus problemas económicos y el crash bursátil que tienen, aunque el levantamiento de las sanciones a Irán hace que todas las miradas de crecimiento vayan astilla esa zona. Quitándonos un poco el efecto del dólar fuerte, las matriculaciones de vehículos nuevos dentro de la zona euro ha despuntado de forma fuerte, siendo el mes de junio el de mayor crecimiento mensual desde hace algo más de cinco años, así que todo parece que es positivo.

Además, los últimos datos de inflación que hemos conocido dentro de la zona euro no apoyan un programa cuantitativo más corto, al igual que los fuertes descensos que han tenido los precios del crudo que nos han hecho bajar otra vez hasta la cota de los 50,00 $, aunque estemos rebotando ligeramente en los últimos días. Tampoco es bueno para la inflación y para pensar en un programa cuantitativo en Europa más corto de lo normal, el pensar que el crudo y la producción de Irán van a aumentar la oferta, algo que no ayuda precisamente a que el crudo alcance otra vez a cotas superiores a los 70 dólares.

Eeuu nos ha dado una de cal y otra de arena, ya que ha tenido una apertura al alza pero los datos macro que hemos conocido hoy apuntalan un poco más la idea de tener una subida de tipos de interés, lo que nos ha alejado de la zona de máximos del día porque al mercado evidentemente le influye saber que va a llegar un momento, más pronto que tarde, en el que toda la financiación se va a encarecer.

La situación de Wall Street compensa la alegría y tirón al alza que ha tenido Europa cuando ha visto que el Banco Central Europeo no ha movido tipos pero ha dicho que hay condiciones para aumentar la liquidez de emergencia a los bancos griegos y de hecho van a abrir el lunes que viene, porque la situación da un paso más adelante para poder estabilizarse, pero es compensada por esa situación de amenaza de tipos de interés en Estados Unidos.

Además, los resutlados empresariales de hoy no han gustado con un Goldman que ha decepcionado y es el principal lastre del Dow Jones.