Europa se mantiene lejos de los máximos del día de ayer a la espera de lo que tenga que decir el presidente de Estados Unidos para ver si mantiene la llama encendida de los operadores con respecto a esa fabulosa bajada de impuestos que se supone va a presentar en muy poco tiempo.
 
El mercado sigue jugando a la perfección con los comentarios de Donald Trump, subiendo con fuerza ante las expectativas, quedándose parado a la espera de realidades, y después volver a subir otra vez descontando más expectativas.

Lo último que tenemos encima de la mesa es ese cambio en los presupuestos federales en donde va a haber un incremento del gasto en defensa de 54.000 millones de dólares que se va a quitar a la ayuda exterior y también a las agencias medioambientales. Esto no es otra cosa más que apuntalar la ideología del Presidente Trump y que claramente favorece a los combustibles fósiles y daña a las renovables, junto con los desarrollos del coche eléctrico, por lo menos dentro de Estados Unidos. En este sentido, debemos estar pendientes de lo que pueda pasar con tesla y su proyecto de Solar City.

Además, tenemos el movimiento obvio, un mayor gasto en defensa significa la posibilidad de que las empresas del sector tengan mejoría, y si se fijan en el gráfico adjunto, tenemos que Boeing desde comienzos de este año ha conseguido superar los máximos de 2015, entrando ya fuertemente en la sobrecompra.

ba


También esta expectativa del gasto en defensa de Estados Unidos está teniendo reflejo en Europa, pero no tanto en la zona euro como en Reino Unido, ya que las compañías de defensa están subiendo de manera notable con incrementos que van desde el 4% hasta el 11,5%.

En general el mercado estaba esperando porque tenemos una buena mezcla de sectores en positivo y negativo, sin dirección clara en general. De momento el súper sector de recursos básicos está descendiendo -1,13% y además JP Morgan ha dicho que la situación técnica está haciendo que quizá haya en el corto plazo un giro hacia los defensivos. El súper sector de constructoras es uno de los mejores de Europa con una subida del 0,42% tras resultados empresariales buenos como los de ferrovial.

En el plano de las divisas, el eurodólar se mantiene dentro de esa lateralidad de corto plazo que dibujamos la semana pasada a la espera de lo que tenga que decir el presidente del gobierno, pero eso no quita para que el euro poco a poco vaya ganando algo de tracción contra el dólar porque hemos tenido datos de inflación de Francia que siguen mostrando que, junto con los precios de producción industrial, el pedal del acelerador de la inflación sigue subiendo.

Más tranquilidad también tenemos en el mercado de deuda ya que los precios a dos años de la deuda de Alemania se alejan de los máximos históricos creados este mes, pero teniendo siempre en cuenta que faltan pocos días para el vencimiento trimestral, por lo que ya empiezan los traslados hacia otro vencimiento.