Muchas y gordas son las nubes que acechan el futuro de los mercados financieros, pero el que más o el que menos está intentando compaginar razones para ver el sol en el futuro y esas nubes que claramente tenemos delante de nosotros.
 

Para ser más concretos, la nueva administración norteamericana nos da una de cal y otra de arena, ya que su proteccionismo es el principal factor de nubes para la economía mundial pero su ambicioso plan de rebajas fiscales es lo que hace pensar que a lo mejor tenemos un cielo completamente despejado.

No debemos perder de vista los acontecimientos que están teniendo lugar en Estados Unidos en estos momentos, ya que los jueces han parado las medidas antiinmigración de la administración norteamericana, así que algunos se atreven a decir que a lo mejor dentro del gobierno las medidas proteccionistas van a encontrar mucha resistencia para poder llevarse totalmente a cabo precisamente por el perjuicio lógico que va a tener para la economía de Estados Unidos, pero también para su posición internacional, por lo que hay un cierto halo de esperanza en que lo que se quede al final encima de la mesa sean las rebajas fiscales.

Por lo pronto, el mercado vuelve otra vez a tener el mismo comportamiento que a principios de año, ya que si tuvimos un disparo alcista importante al ver que Trump estaba firmando algunas promesas electorales, el ver que promete rebajas fiscales y presentarlas en poco tiempo, vuelve otra vez a hacer que el riesgo sea el ganador, sobre todo en Estados Unidos.

Si se fijan en el gráfico adjunto del Dow Jones de transportes y el de industriales, el de transportes no ha perdido el soporte de los 9000 puntos y la divergencia entre los dos no ha ido a mayores y de momento se pone en pausa ese posible doble techo en la zona de los 9500. Si superase esa resistencia, sería muy bueno porque no tendríamos divergencia en absoluto y sería un apoyo más importante para el riesgo.

djhdti


Por lo que respecta a Europa, es el futuro del índice alemán el que mejor lo está haciendo en estos momentos y ahora mismo prácticamente todos los súper sectores de Europa están en positivo con el de recursos básicos subiendo 1,75% y además una participación activa del de automoción y recambios con 1,22%, así que el apoyo es bastante importante en el índice alemán.

El súper sector bancario fue el peor del día durante los primeros compases de la sesión pero en este momento está empezando a acelerar y sube ya el 0,82% siendo el apoyo principal la banca francesa y el sector italiano con algún apoyo importante desde Reino Unido, porque buena parte del sector español y el muy importante Commerzbank están en negativo.

Como punto positivo, que la Comisión Europea ha aumentado la previsión de crecimiento para este año de la zona euro al 1,6% desde el 1,5% y además para 2018 al 1,8% desde el 1,7%.