La sesión en estos momentos en Europa es negativa teniendo cuenta que Estados Unidos acabó cerrando lejos de los máximos de la sesión con el Nasdaq por debajo de los máximos anuales. Bien es cierto que el SP 500 cerró otra vez por encima de los 2100 puntos, pero también lejos de los máximos del día.
 
Si echamos un vistazo al mercado europeo por dentro veremos que tenemos a todos los súper sectores en negativo menos algunos que nos dan una pista de lo que se está jugando en estos momentos por parte de los operadores. Ahora mismo el súper sector bancario está cayendo -1,16%, el de viajes y ocio está cayendo -1,04%, pero el de recursos básicos sube +0,48%, las petroleras +0,39% y las utilities 0,86%.
 
Por lo tanto, se puede ver perfectamente que hay una jugada que tiene como objetivo principal las correlaciones cuando tenemos una relajación de las expectativas de subidas de tipos en Estados Unidos y otra que es consecuencia de la primera.
 
Empezamos por partes. El súper sector bancario está tocado por no tener espacio en el corto plazo para subir los márgenes, además de que existe muchísima incertidumbre con el futuro de los bancos, la incertidumbre de las elecciones españolas, la permanencia de Reino Unido en Europa, etcétera. También, el Banco Popular no se está recuperando como le gustaría al mercado tras el anuncio de su ampliación de capital, por lo que hay malas vibraciones desde ese punto.
 
Por otro lado, si los bancos en el corto plazo no ven espacio para mejorar sus márgenes, el dividendo de las utilities es más apetecible y gana valor, lo que explica que estén subiendo ahora mismo, amén de otros factores más puntuales de valores en concreto.
 
Seguimos. Se mantiene la debilidad del dólar, algo que favorece a las materias primas, por lo que las mineras y las petroleras están subiendo. El crudo de referencia en Estados Unidos vuelve a subir otra vez y se acerca a la zona de los 51 dólares, lo que explica las subidas de sus sectores. Si el precio del crudo sube, los costes de las aerolíneas también suben, lo que explica que esté bajando el de viajes y ocio, unido también hay miedo al terrorismo este verano con eventos tan importantes como la Eurocopa.
 
La deuda de Alemania a 10 años se está acercando peligrosamente a la zona del 0%, algo que se ve como probable desde algunos bancos importantes, por lo que si en algún momento la curva de tipos de Alemania, en el plazo de 10 años, se metiese en negativo, deberíamos estar preparados para un incremento de las críticas a la política del BCE por parte del Bundesbank, porque en realidad todo es un sinsentido y un daño catastrófico para los ahorradores.