Hoy hemos discutido en un artículo las señales que está dando el mercado de deuda y el mercado de divisas para pensar que el riesgo político en 2017 va ser uno de los factores fundamentales que vamos a deber de tener en cuenta durante todo el año.

La sobreventa a corto plazo que conseguimos en los índices principales que estamos siguiendo en el día de ayer, ha conseguido eliminarse en cierta parte generando un rebote al mismo tiempo que el futuro del bono alemán a 10 años con nocturno alcanza una resistencia y están entrando ventas, por lo que encontramos una parada en el descenso de rentabilidades de este activo que se considera la meca de la seguridad.
 
Por lo tanto, si los activos seguros dejan de tener demanda en el corto plazo, los de riesgo encuentran el movimiento contrario apoyándose en algunos resultados empresariales.

Si miramos al mercado por dentro, la mayoría de súper sectores están en positivo con el de tecnológicas en cabeza con un incremento superior al 1% seguido de cuidados de la salud con 0,93% y también los recursos básicos con 0,95%.

Con respecto a las tecnológicas, tenemos un incremento del 3% de Nokia gracias a mejoras de recomendación y también algunos proveedores tecnológicos como Apple que están subiendo cerca del 6% en el mercado londinense tras resultados por encima de lo esperado y además mejora de perspectivas.

Por el lado contrario, tenemos a las petroleras y el sector bancario como los grandes lastres del día.

Con respecto a las petroleras, los malos resultados de BP que hacen que caiga cerca del -3% están contagiando a todas. Dentro del sector bancario, malos resultados de BNP vuelven a arrojar una capa de duda sobre el sector pues vuelve otra vez a la palestra el peligro de la tenencia de deuda pública de la periferia, los problemas del sector hipotecario en nuestro país y además el miedo a las elecciones francesas y ese nuevo revés del gobierno griego que dificulta la buena marcha de su rescate.

Por otro lado, el eurodólar está cayendo fuertemente -0,77% y eso está lastrado a las materias primas, prácticamente todas en negativo, pero las que lo están agradeciendo son las exportadoras, así que el súper sector de automoción y recambios sube 0,28%, aunque hemos tenido un dato de producción industrial en Alemania del mes de diciembre con un descenso que no se veía desde la época de la crisis, por lo que en cierto sentido la preocupación de fondo sobre la evolución del comercio internacional y las consecuencias del cambio de política de Estados Unidos, sigue en el ambiente.