Primera sesión tras la decisión de la Reserva Federal de pasar de querer cuatro subidas de tipos de interés este año, a decir explícitamente que sólo ve espacio para dos y encima a advertido acerca de que los riesgos alrededor de Estados Unidos podrían acabar dañando su economía.
 
Lo anterior, que es favorable por que se ve un camino de subidas de tipos de interés más pausado que en un principio, está generando efectos en el mercado de divisas que se están trasladando a los activos de riesgo creando un fuego cruzado que está mostrando cierto daño en las bolsas europeas.
 
Para comenzar, el dólar está perdiendo posiciones prácticamente en todas partes, buscando los máximos del año en el eurodólar y también los mínimos en el dólaryen, lo que significa que todos aquellos activos que cotizan en dólares ganan valor si se miran desde monedas foráneas, y cuando se habla de activos en dólares entran desde la bolsa norteamericana a las materias primas.
 
Si miramos a estas últimas, tenemos que el crudo se está acercando a la zona de los 40 $ con una mejora casi del 2,9%, el crudo de referencia en Europa también está por encima de los 41 dólares y todos los metales preciosos están disparando más del 2,5%.
 
Efectos en la bolsa europea de lo anterior, el súper sector de recursos básicos, donde están las mineras, se dispara el 5% y además las petroleras se mueven al alza el 2,61%.
 
Siguiendo con los efectos secundarios, si el crudo se dispara, las aerolíneas tienen problemas y se lleva por delante al súper sector de viajes y ocio. En estos momentos el súper sector está descendiendo -0,61% y valores como Lufthansa está bajando -3,96% o IAG, que de abrir al alza, está ya al -0,69%.
 
Los que están teniendo algunos problemas para digerir lo que pasó ayer con la Reserva Federal son las exportadoras europeas, porque el encarecimiento del euro les hace mucho daño, pero las fábricas de sus productos que están en la zona del dólar, pueden verse favorecidos por el mantenimiento de una perspectiva de tipos bajos más tiempo, por lo que en estos momentos el súper sector de automoción y recambios está subiendo solamente 0,26% y no podemos descartar que se meta en negativo en algún momento. Dado que es el pedal del acelerador y freno del índice alemán, debemos tener muy vigilado la zona de los 10.000 puntos porque no está dicho todo con respecto a ella.
 
Para que nos hagamos una idea un poco global de la situación, Europa está subiendo muy poco, el índice alemán sigue rondando los 10.000 puntos, el futuro del índice español es el que mejor se lo está tomando subiendo 0,77% pero es que en el mercado nocturno del Globex, las mejoras de Wall Street está ligeramente por debajo del 0,5%.
 
El índice español podría empezar a sentir la presión bajista del súper sector bancario que cae -0,42%, ya que el disgusto que nos llevamos ayer con DT Bank es muy difícil de quitárselo uno de encima porque lo que ha hecho es poner una sombra de duda sobre el resto de valores potentes ya que podrían seguir su mismo camino.