Los problemas vuelven otra vez al mercado europeo en donde seguimos teniendo el factor de Grecia como desestabilizante y generador de dudas, ya que los titulares que aparecen en la prensa son muy agresivos, pero el comportamiento del mercado secundario de deuda no está siendo tan agresivo, o por lo menos de momento.

Precisamente, lo que está pasando en el mercado de deuda es lo que está poniendo nervioso a todo el mundo, ya que de la noche a la mañana han aparecido ventas en prácticamente todas partes y la subida de tipos es generalizada en todo el mundo.
De momento, no estamos viendo esa correlación que había antes en donde cuando aparecía miedo a Grecia, Alemania tenía bajada de tipos, sino que la deuda de Grecia en el mercado secundario, sube igual que el resto y está todavía muy lejos de esas cotas máximas por encima del 13% que aparecieron cuando los titulares hacían ver que en la última reunión de Grecia con los acreedores, se le estaba regañando al ministro de economía de forma muy seria.

En estos momentos Grecia a diez años está en el 10,71%, Alemania sube los tipos a 0,71%, España e Italia siguen aumentando los tipos, acercándose otra vez al 1,9% y todo esto en un día en donde el euro se pone a subir algo más del 1% contra el dólar y más del 0,45% contra la libra.

Esos dos factores son los que están dañando al mercado de riesgo en la zona euro.

La cuestión es que un aumento de rentabilidades no puede favorecer un euro barato, y una recuperación del euro no puede favorecer rentabilidades bajas, por lo que es una espiral que se están auto alimentando porque alguien decidió romper las correlaciones anteriores.

En este enlace tienen más datos al respecto:

www.estrategiasdeinversion.com/carpatos/subida-tipos-euro-dos-peligros-correlacionados-274392

Al tener un aumento de los tipos y además un encarecimiento del euro, tenemos que algunos sectores y bolsas que han aprovechado lo contrario, hoy están siendo muy dañados, y simplemente hay que mirar al súper sector de automoción y recambios de Alemania que está perdiendo -2,74%, el peor del día, lo que hace el futuro del índice alemán sea el peor de todos con un descenso superior al 2,1%.

Además, los servicios financieros también pierden -2,35% y las empresas de inversión inmobiliaria bajan -2,21%, todos dañados por el aumento de tipos.

Los que mejor se están comportando en estos momentos son las petroleras con un descenso de -1,23%, las minoristas con -1,29% y los bancos con -1,48%.

Tanto el futuro del índice español como el alemán, no han conseguido en el último repunte de la semana pasada aprovechando el buen titular del dato de creación de empleo de Estados Unidos de abril, la parte alta del canal bajista en donde estamos metidos, por lo que la tendencia bajista desde los máximos del mes pasado no se ha comprometido, y seguimos en una dinámica propia de la búsqueda de la valoración correcta de las empresas en un momento de cambio de apoyo en el mercado de divisas, exactamente lo mismo que hemos estado haciendo durante las últimas semanas.

Evidentemente, la situación de Grecia es lo que más despista en este momento, porque no hacen otra cosa más que aparecer titulares diciendo que Europa se está preparando para un impago de Grecia, lo que concuerda con miedo en los mercados de riesgo, también concuerda con subida de tipos en la periferia, pero no concuerda con subida de tipos en Alemania, con un programa cuantitativo en marcha y además con una relativa tranquilidad en el mercado de deuda griego. La falta de movimiento fuerte en el mercado de deuda de Grecia puede avisar de que está siendo afectada por los mismos factores que el resto pero además que hay una apuesta en el mercado por la posibilidad de que se llegue a un acuerdo, por mucho titular que esté apareciendo.