El mercado sigue con el corazón en un puño por un motivo doble.

El primero de ellos es que todavía no hay solución al problema de Grecia y se sabe que esta tarde habrá más conversaciones del propio primer ministro griego con varios altos representantes entre los que se incluyen la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y además en Presidente del Eurogrupo, que le van a asesorar acerca de qué cambios debe realizar para conseguir el dinero de los acreedores.
 
Dicha espera parece que se ha tomado con un cierto optimismo, ya que simplemente hay que ver que toda la deuda de la zona euro está descendiendo su rentabilidad con bajadas muy acusadas en Grecia hasta el 10,71%, colocándose otra vez en la franja de comodidad y además España baja ligeramente por debajo del 2% situándose exactamente en el 1,98%, Italia también desciende al 2,02% y también Alemania que se sitúan el 0,7%, seguido de Francia que pisa otra vez por debajo del 1%.
 
Mientras, en el mercado secundario de deuda hay un cierto aroma a optimismo, en el mercado de riesgo es otra cosa bien distinta, porque a la espera por Grecia, se han sumado buenos datos de ventas minoristas y unos PMI de servicios y compuestos que no han quedado nada desastrosos, algo que en conjunto debería ser positivo para el euro si sumamos la cifra de inflación que conocimos ayer, pero en estos momentos el euro dólar está descendiendo -0,32% ya que con lo que tenemos encima de la mesa parece imposible que podamos superar esa resistencia de corto plazo del 1,12 habiendo subido ayer algo más del 2%.
 
Por otro lado, hay que pensar que hoy ya tenemos el primer dato relativo al de creación de empleo de Estados Unidos del mes de Mayo que conoceremos dentro de un par de días, así que entramos en un área de influencia bastante peligrosa, generadora de volatilidad y además muy influyente en las divisas.
 
Juntando lo todo, tenemos que los recursos básicos son el peor súper sector del día con un descenso de -0,67% no sólo afectados por la debilidad técnica del euro, sino también por unos comentarios acerca de que el exceso de suministro de los metales va a ejercer de presión bajista para los precios durante bastante tiempo.
Las empresas de inversión inmobiliaria hoy también sigue teniendo problemas con -0,55% no sólo por la espera lo que pueda pasar en la situación política de España, sino porque un aumento del euro va en contra de sus intereses.
 
Por el contrario, los mejores del día son las minoristas con 0,89% gracias a ese dato de ventas minoristas de Europa seguido de las químicas con 0,56% y los bienes personales y del hogar con 0,48%.