Vaya cómo ha cambiado la película de ayer a hoy con Wall Street como protagonista.

Ayer Europa tuvo una sesión bastante buena gracias a ese movimiento del gobierno griego en donde relegaba la influencia de su mediático ministro de economía a un segundo plano en el equipo interlocutor con los acreedores del país.

Sin embargo, los resultados empresariales en Europa no nos han apoyado hoy de forma excesiva y además futuros sobre índices como el Ibex 35 tampoco consiguieron poner en jaque su deteriorada situación técnica comparado con cómo estábamos a principios de este mes.

Wall Street ayer cerró mal incluso con el optimismo que se respiraba sobre los resultados de Apple que podrían ser decisivos para poder romper con la resistencias que nos están amargando la vida, pero incluso con ellos encima de la mesa, EEUU se ha puesto a bajar fuertemente.
La excursión por encima de niveles importantes que hemos tenido tanto en el Nasdaq como en el NYSE, está llegando a su fin porque vamos buscando esos niveles como soporte, movimiento que estamos realizando en estos momentos y que es decisivo para saber si podemos buscar más altura o no, aunque ese segundo rebote parece que va a estar en manos de la decisión sobre los tipos y las perspectivas sobre los mismos que tendremos en la próxima reunión de la FED.

Otros factores han ayudado a que el día sea ampliamente negativo tanto en Europa como en EEUU, como por ejemplo una nueva oleada de datos negativos en EEUU con ese fuerte descenso de la confianza del consumidor, que está debilitando todavía más al dólar y fortaleciendo al euro, por lo que Europa empieza a reducir el factor positivo de un euro más favorable.

En Wall Street tenemos lo contrario, ya que la debilidad del dólar favorece a las empresas por tener menos perspectivas de subidas de tipos y además aumentar la longitud del tiempo en donde está disponible crédito barato. Por lo tanto, si el entorno es positivo para el mercado, estamos bajando por algo más, y así es, ya que tenemos un susto en forma de conflicto geopolítico al Irán haber dado el alto a un barco estadounidense y llevado a un puerto del país, lo que genera cierta preocupación porque no se esperaban movimientos de este tipo cuando ya hay un acuerdo nuclear entre ambos.

En resumidas cuentas, en Europa tenemos a todos los súper sectores en negativo con cuidados de la salud como el peor perdiendo -2,85% seguido de las aseguradoras -2,19% y las químicas -2,18%. Las mejores del día son las petroleras cayendo nada más que 0,28% seguido de las utilities con -0,33% y los recursos básicos -0,44%.

Dentro de EEUU, solamente las utilities están en positivo 0,25%, notándose mucho la peor confianza del consumidor ya que el consumo discrecional pierde -0,48% seguido de la energía con -0,21% y el sector industrial con -0,32%.