Recuerden que hace unas semanas tuvimos un incremento relativamente alto de las reservas semanales de crudo pero una fuerte bajada de todos los destilados, lo que hizo pensar a los operadores que las refinerías empezarían a comprar otra vez crudo para cubrir la demanda de esos destilados, de ahí puede venir la explicación de ese incremento de las gasolinas.


Creen que las reservas semanales de crudo ofrecerán un incremento de 0,89 millones de barriles.

Para los destilados, poco movimiento, un descenso de 0,036 millones.

En el caso de la gasolina, muestran un aumento muy fuerte de 4,4 millones de barriles.