Hoy vamos a tener un día ciertamente intenso en las bolsas europeas porque se juntan dos factores que van a generar movimiento.

El primero de ellos, y el más cercano, es que hemos tenido el vencimiento de opciones mensuales en los índices principales de Europa, y está apareciendo debilidad una vez pasados los vencimientos principales.

La segunda cuestión, es que todo el mundo está pendiente de lo que pueda pasar en las próximas sesiones con el par euro dólar, ya que estamos justo debajo de esa franja de resistencia que va del 1,15 al uno, y dieciséis, que es la zona donde esperamos la activación del programa cuantitativo hace ya unos cuantos meses.
Dado que es una zona de resistencia y muy impactante, ya que estar por encima significaría que el programa cuantitativo está haciendo menos efecto de lo que parece al mercado, cuando todavía sigue activo, todos estamos pendientes de ver si aparece alguna recogida de beneficios que debilite al euro y eso acabe de dar un puntapié al alza a los futuros sobre índices principales que intente cambiar su dirección por lo menos en el corto plazo.

De momento el par está descendiendo -0,5%, pero no da muestras técnicas de un verdadero tirón a la baja de cierto calado, lo que nos mantiene a todos en suspenso.

También es cierto que en EE.UU. Tendremos datos importantes como por ejemplo la lectura final de la confianza del consumidor creado por la universidad de Michigan y además la producción industrial, por lo que necesitamos valores realmente fuertes para que ayuden al par a ir hacia abajo. Si en caso contrario tuviésemos valores débiles, no tendríamos ese apoyo.

En estos momentos es el súper sector de petroleras el peor del día con un descenso de -0,87%, ya que el crudo de referencia en Estados Unidos se ha plantado en la súper resistencia de los 60,00 $, esperando catalizadores para poder subir más alto, pero ese estancamiento está favoreciendo que aparezcan alguna que otra recogida de beneficios de movimientos alcistas anteriores.

Las telecomunicaciones también descienden -0,2% y además automoción y recambios baja -0,13%, recordando que este último súper sector es el pedal de aceleración y freno del índice alemán.

Los mejores ahora mismo son el de servicios financieros con 0,98%, las empresas de inversión inmobiliaria que mejoran 0,95% ya que el aumento de rentabilidades parece que se ha estancado en Europa, con descensos tanto en Italia, España, Alemania y Francia.

Por lo que respecta a Grecia, estamos teniendo un ligero repunte ahora mismo que nos lleva hasta el 10,32%, dejando que el soporte en el corto plazo está en el 10%. Esa capa de preocupación sigue ahí, pero mientras no supere el 13%, la preocupación por su situación es más bien subjetiva.