Nos hemos levantado con el pie izquierdo en Europa en un día en donde es primer día de mes, ayer tuvimos descensos, lo que deja en el aire la pauta del primer día del mes, porque necesitamos tener encima de la mesa del dato de creación de empleo de Estados Unidos del mes de marzo, algo que condiciona absolutamente todo y nadie se atreve a poner dinero en la mesa hasta que no lo tengamos, lo que paraliza todo.
 
Sin embargo, en Europa estamos teniendo descensos superiores al 1,25% de media porque se nos han atragantado los datos de Japón y no han sido compensados con algunos buenos en China, como un PMI oficial de manufacturas que pisa otra vez la zona de expansión.

En concreto, Japón es uno de los países que más carne ha puesto en el asador para poder salir de su situación económica, pero el último resultado de una encuesta muy importante de sentimiento empresarial ha quedado bastante desastrosa, por lo que aumentan los miedos a un mal desempeño económico porque se ha visto también que se reducen las inversiones de capital, así que se ve una menor apuesta por el desarrollo, lo que tiene un efecto secundario de carencia de crecimiento. Precisamente, el mayor miedo que se tiene ahora mismo es que las medidas de los bancos centrales hayan llegado a su fin y que el rebote desde 2009 se quede sin su mayor aliado, ya que no cesan las acusaciones desde los bancos centrales a los gobiernos de todos los países por no haber hecho nada para aprovechar este buen momento. Como caso particular, tenemos esa desviación del déficit público de España de 2015 que ha sorprendido a propios y extraños, pero viendo el alce del populismo y año electoral, tampoco es muy de extrañar, aunque las desigualdades y los malos puestos de trabajo, hagan que el peligro de un sistema de pensiones insostenible crezca día a día, lo que puede suponer el primer motivo de un incumplimiento del objetivo del déficit.

Los PMI de manufacturas en la zona euro han quedado mejor de lo esperado, pero no así en Reino Unido, así que la debilidad de la libra en el cruce euro libra está arrojando algo de fortaleza a la moneda única en muchos cruces, aunque todo es papel mojado porque el dato de creación de empleo que conoceremos en un par de horas, pondrá todo patas arriba.

En estos momentos casi todos los súper sectores de Europa están en negativo, con la excepción de recursos básicos que mejora 0,54% y de los bancos que suben 0,16% por la recuperación y rebote de los valores italianos tras el fuerte desplome del día de ayer. Con respecto al resto, tenemos al de aseguradoras cayendo -2,12%, industriales -1,28%, cuidados de la salud -1,64%, bebidas y alimentación -1,76% o las telecomunicaciones con -1,73%.

Las resistencias siguen estando presentes, nos hemos alejado bastante de esa cota de los 10.000 puntos donde más o menos está el epicentro de esa triple resistencia que tiene futuro del índice alemán y son los RSI a días con nocturno los que han marcado bien la falta de fuerza en los últimos tiempos a la espera de acontecimientos y, sobre todo, el comienzo de la temporada de resultados empresariales en donde veremos qué tal les ha ido con los movimientos en las divisas tras la primera subida de tipos de interés de Estados Unidos en diciembre del año pasado.

indices