Moody's ha hablado sobre la reforma fiscal y no está nada contenta, porque el Gobierno no ha hecho caso de las recomendaciones de Europa, algo que considera que es negativo para el rating. Dice que lo que se ha presentado no es menos amplio que las recomendaciones de Europa y tienen en cuenta que no hay sustituto en ingresos para los recortes, haciendo que no se cumpla el déficit.