Les puede resultar un tanto contradictorio escuchar por un lado que se están produciendo salidas de capitales de España y de forma paralela que seguimos viendo fuertes entradas de inversión exterior. Contradictorio, pero también coherente.

 

Aquí tienen el último registro de caja del Banco de España correspondiente a diciembre, en términos de la balanza financiera….




 

 

 

Como pueden observar, durante 2015 la economía española tuvo entradas brutas de capital por inversión directa por 20.3 bn. EUR (24.8 bn. un año atrás). Pero, de forma paralela, hubo salidas por inversiones directas por 41.7 bn. (34.2 bn.).

¿Y el resto de las inversiones? Las entradas brutas por inversiones de cartera fueron el año pasado de 55.2 bn. (59.1 bn.) y salidas brutas al exterior por 55.9 bn. (53 bn.). En definitiva, la partida conjunta de inversiones directas y de cartera presentó una salida neta de fondos por 20.6 bn. frente a la salida neta de 3.3 bn. un año atrás.

Excluido el Banco de España, la salida neta de fondos en 2015 fue de 70.2 bn. frente a entradas por 5.6 bn. un año atrás. Dentro de esta cifra, las otras inversiones (incluyendo préstamos) mostró una salida neta de fondos de 48.8 bn. frente a las entradas de 9.9 bn. un año atrás.

 

¿Tienen sentido todas estas cifras? Al final, si hablamos de que la economía española está en un proceso de desapalancamiento con un saldo positivo de la balanza corriente (16.7 bn. por encima de 10.2 bn. un año atrás) tiene todo el sentido hablar de un exceso de financiación que nos permita reducir deuda o compensar la elevada deuda externa con nueva inversión en el exterior. ¿Huida de capitales? Yo no lo veo de esta forma.

Pero, también es cierto que la cifra bruta de entrada por inversiones directas (y en menor medida también de cartera) está siendo decepcionante. ¿Qué falta para que estas cifras aumenten más? Reformas, dinamismo económico, infraestructuras y mano de obra formada…..¿qué falta? ¿estabilidad política? Pero en los últimos años la hemos tenido y parece no haber sido suficiente. Al final, responder a esta pregunta será clave en los próximos meses. Y nuestras autoridades deberían considerarlo de esta forma.

 

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España