Tanto el BOE como la Fed han subordinado cualquier futura decisión a los datos macro. En definitiva, datos macro positivos aumentan la posibilidad de una normalización monetaria más rápida.
¿Y los mercados? Que el colchón implícito de los bancos centrales ha sido clave para explicar los niveles actuales de precios es algo innegable. Que estos precios, en teoría, han descontado un escenario mucho más positivo que el más previsible, tampoco supone muchas dudas. Y con los tipos de interés de la deuda en niveles demasiado bajos para no temer una corrección si el escenario macro mejora.
Ahora, unan las dos conclusiones anteriores y obtendrán que a datos económicos positivos le puede seguir una corrección de los mercados. Lo contrario a lo que hemos visto en los últimos meses, con activos de riesgo al alza frente a un escenario macro peor de lo esperado. ¿Explica esto lo que vimos ayer en USA? Quizás sí.
Pero, hay algo más: las propias divergencias entre los bancos centrales a nivel mundial. En definitiva, ¿qué posición puede tomar el ECB si la Fed cambia el sesgo de la política monetaria antes de lo previsto? Complicado.
La parte positiva de todo esto es que estamos ya iniciando el verano, un tiempo apropiado para valorar el escenario. La parte negativa es que, aunque ya nos hemos olvidado, los mercados siempre son proclives a la inestabilidad.

Las bolsas europeas con descensos en futuros de medio punto. Luego, veremos.
En USA ayer recortes superiores a medio punto. Y ahora ligeras caídas en futuros, con el S&P en niveles de 1942 puntos.
Caída de 0.4 % para las bolsas asiáticas. En Japón un descenso hoy del 0.7 %.

El diferencial bono-bund 10 años en niveles de 146 p.b.
La rentabilidad del bono en niveles de 2.77 %.

La rentabilidad del treasury 10 años en niveles de 2.6 %.

El EUR en niveles de 1.362 USD.
El precio del crudo en 114.15 $ barril.
El precio del oro en 1313 $ onza.

¿Referencias? Precios industriales en España. Confianza de consumo en Alemania. Y confianza de consumo con ventas al por menor en Italia.


José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España