De acuerdo a las agencias de rating, un impago de la deuda que vence al FMI y al ECB no sería considerado en sentido estricto default. Es más bien, un diferimiento o atraso en los pagos. Pero, default, es con la deuda en manos privadas.

Peor por tanto para el FMI o el propio ECB que para Grecia. Para el primero, porque se abre una posibilidad que hasta el momento ha sido infranqueable: nadie impaga la deuda con el FMI, aunque sea temporalmente. Para el segundo, lo cierto es que daría pie a un nuevo debate ahora apenas configurado sobre los límites de la autoridad monetaria europea en la gestión de la política monetaria

Pero, por otro lado, ¿podría seguir el ECB apoyando a la banca griega si no se pagan los 3.6 bn. que vencen el 20 de julio? Esto es otra cuestión bien diferente. Al final, todo sería mucho más complicado en el futuro tanto para Grecia como para otros potenciales países que puedan tener dificultades en el futuro. El futuro, ya saben, es incierto.

¿Y qué pasaría si no se paga al FMI? Obviamente, la Institución no seguiría en contacto con el país en cuestión. Y en dos años, en caso de mantenerse el impago, podría simplemente forzar que el país fuera forzado a salirse de la Institución. Pero dos años es mucho tiempo.

Las bolsas europeas con ligeras caídas en apertura. Luego, veremos.
En USA sin cambios en futuros. El S&P en niveles de 2093 puntos.
Las bolsas asiáticas con caídas algo mayor de medio punto. Pero China se deja un 7.5 %.

El diferencial bono-bund 10 años en 132 p.b.
La rentabilidad del bono en 2.16 %.

La rentabilidad del treasury 10 años en 2.4 %.

El EUR en niveles de 1.1197 USD.
El precio del crudo en 63.4 $ barril.
El precio del oro en 1170 $ onza.

¿Referencias? inflación, desempleo y gasto de las familias en Japón. En USA la confianza de consumo de Michigan. Liquidez y crédito en el área. Préstamos en España.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España