- Ericsson presenta resultados con un beneficio operativo de 3480 millones de coronas suecas, mejorando mucho tras los 2130 del mismo período del año anterior, pero por debajo de unas perspectivas de 4730 millones.
 
Con respecto a las ventas, fueron de 52.200 millones de coronas suecas, por debajo de lo esperado que eran 54.600. El margen bruto también decepciona porque queda en el 33,3% cuando se esperaba 35,4%. Las ventas han mejorado en el sureste de Asia, China continental y América del Norte.
 
Dicen que las ventas han bajado por un entorno macroeconómico débil tanto en Europa como en algunos mercados emergentes.
 
Anuncian cambios estructurales para poder acelerar la estrategia y ejecución para poder mejorar la eficiencia, pero reconocen que se está haciendo verdaderamente difícil ver crecimiento en todos los segmentos de la compañía. Han puesto en marcha durante el trimestre medidas para poder adaptarse al volumen actual de los proyectos de banda ancha, por lo que unido al programa de recorte de costes y eficiencia, las cargas por reestructuración este año se incrementarán en 1000 millones de coronas suecas cuando la estimación anterior rondaba la horquilla de 3000 a 4000.
 
Dicen que confían en su habilidad para conseguir los ahorros anuales de 9000 millones en 2017.