Parece que la gente ha salido escarmentada de la última burbuja, véase gráfico adjunto con proyecciones más a la baja aún