¿Llego un poco tarde? Bueno, al final, más vale tarde que nunca.

Y creo que un día de retraso es poco relevante si hablamos de la mujer, de su población activa, como potencial solución a corto y medio plazo a muchos de los problemas que ahora percibimos.

 

http://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/2016/03/kinoshita.htm

 

Incertidumbres sobre el crecimiento potencial, sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas (pensiones y gastos en sanidad), sobre solvencia de muchos planes de pensiones privadas….sin duda, hay muchas incertidumbres a medio plazo derivados del envejecimiento de la población. El Problema demográfico se refleja también en aspectos como el stock de capital o el potencial de rentabilidad de las inversiones. Y como resultado de todo esto, también en los tipos de interés a medio y largo plazo (entre otros factores como los bancos centrales).

 

El porcentaje de población activa femenino a nivel mundial se mantiene relativamente estable en las dos últimas décadas en niveles de 50 %: pero con discrepancias entre el 20 % en muchos países emergentes y el 60 % en los desarrollados.

En el siguiente gráfico vemos la estimación sobre el coste en términos de producto que tiene la menor participación relativa de la mujer en el mercado de trabajo por países….


 



 

¿Y el riesgo que conllevaría en términos de fertilidad/natalidad la mayor incorporación al mercado de trabajo? Hay una aparente contradicción entre los resultados a nivel país y a nivel agregado. En el primer caso, sí hay una relación negativa. No en el segundo. Y aquí hablamos de la OCDE, donde la relación es positiva. Y al alza. Cambios económicos a positivo y un cambio social que favorece la mayor participación del hombre en el hogar.

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España