Todos nos hemos quedado, especialmente los inversores, con dos comentarios de ayer del Presidente Draghi:


1. Hay unanimidad en utilizar las medidas no convencionales de política monetaria (como el QE) si es necesario
2. La divisa aumenta su importancia sobre los objetivos a medio plazo de la estabilidad de los precios...también la geopolítica

Probablemente el objetivo del primer comentario no era generar expectativas a corto plazo de que el ECB utilizará la compra de activos, especialmente deuda privada (la consideró más factible a la pública en el turno de preguntas). Pero, "bienvenidas sean" probablemente ha considerado. Por lo que respecta al segundo comentario, sin duda en este caso sí quería enviar un mensaje sobre el riesgo derivado de la fortaleza del EUR. Y el EUR corrigió parte de su apreciación ayer, aunque se mantiene en estos momentos en niveles de 1.3708 USD.

Sinceramente, sigo viendo incompatible empujar a asumir riesgos en la zona EUR tanto a domésticos y especialmente a internacionales con tratar de depreciarlo. Pero, sí es cierto, me parece más lógico en algún momento ponerle un límete de subida a imagen de lo que hace el SNB.

Con todo, ayer el Presidente Draghi volvió a poner de manifiesto el "poder de la palabra" de los bancos centrales. Su elevada capacidad de influir en los mercados, garantizando de forma implícita las potenciales pérdidas en caso de que se produzcan. Pero, en un mercado que vive del momentum esto por el momento es muy limitado. Pese a la inestabilidad a corto plazo que podamos sufrir.

Tras todo lo anterior, se puede entender la escasa importancia que el mercado ha dado a la "respuesta" del Presidente del ECB a las sugerencias desde el FMI de combatir el riesgo de deflación tomando medidas adicionales. "Gracias a la generosidad del FMI en sus recomendaciones"; algo sarcástico, sin duda. Lo llamativo es que, tras leer atentamente la conferencia que dio Lagarde el miércoles, encuentro muchas semejanzas con las propias recomendaciones que daba meses atrás el ECB a los gobiernos europeos. En definitiva, la Directora Gerente del FMI simplemente pide que las futuras medidas expansivas adicionales del ECB para combatir la deflación se vean acompañadas de nuevas medidas de ajuste y reforma a los gobiernos europeos para impulsar el crecimiento. Quizás es que el ECB ya las considera tan obvias que no las repite tras sus reuniones mensuales. Quizás simplemente es que haya considerado que la revalorización de activos financieros es la solución a todos nuestros problemas.

Esto es lo dijo la Directora Gerente del FMI:

* Una frágil y modesta recuperación económica que debe afianzarse en el futuro para hacerla más resistente, duradera y fuerte
* Entre los riesgos u obstáculos ya conocidos está el ajuste del sistema financiero, los niveles altos de deuda y los también elevados niveles de desempleo
* Entre los obstáculos nuevos están el creciente riesgo de baja inflación, la elevada volatilidad de los mercados financieros y los riesgos geopolíticos
* ¿Qué reformas son necesarias para combatir todos los riesgos anteriores? Aquellas que favorezcan la inversión productiva, las del mercado de trabajo y de productos y servicios....también una mayor coordinación internacional

¿Son comentarios objeto de crítica? ¿anque sea de crítica tan sútil? No lo creo. Tal vez, simplemente, es que también hace falta mayor coordinación entre las instituciones internacionales como sería el FMI y los bancos centrales. Quizás también avancemos en este objetivo en las reuniones de primavera del BM/FMI. Veremos.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España