Y eso que ayer tuvo un demoledor dato de inventarios en EEUU en nuevos máximos históricos y de más del doble de lo esperado. Pero el factor detonante está siendo el hecho de que Arabia Saudita se ha implicado en operaciones militares contra Yemen, junto con otros aliados cercanos, donde la situación es explosiva, con una facción de rebeldes que los aliados intentan parar y el mercado reacciona con temor, por las consecuencias que esto pueda tener en el mayor productor del mundo de petróleo. Vean gráfico de 5 minutos.