La caída del dólar por un lado, y los nervios que vuelven a aparecer por las bolsas, están favoreciendo mucho al oro que va como un tiro, como puede verse en gráfico adjunto de 5 minutos