Dice que están comprometidos con las reformas de los impuestos y que quieren tenerlo todo preparado antes de las vacaciones de agosto, aunque los efectos podrían tardar en crear un crecimiento más rápido hasta 2018, aunque cree que se puede volver a tener un crecimiento del 3% o por encima.
 
También habla de que va a haber reformas en el sector inmobiliario y que podemos ver algo prácticamente inmediato tanto en Fannie Mae  como Freddy Mac.

Vuelve a subrayar que se necesita reducir la regulación del sector y están centrados en la ley Dodd-Frank para que los bancos vuelvan a prestar dinero. Recuerden que esta ley se creó después de la crisis financiera para reducir los riesgos y obligar a los bancos a velar por los intereses de los clientes y evitar que les presentasen productos dañinos. Si esto vuelve a ser otra vez como era antes de la crisis financiera, se abre otra vez la puerta a una crisis similar como la supra en pero con otros productos.