Una de las comidillas del mercado, antes del Banco Central europeo, fue esa especie de mini estímulo que presentó China ayer con fuertes inversiones en los ferrocarriles, además de otras medidas que ahora veremos. ¿Veredicto? El cobre baja -0.38%.

Entre lo dicho ayer, tendremos en 2014 la construcción de 6600 km nuevos de vías ferroviarias pero eso sólo supone un incremento de 1000 km con respecto a lo que hubo en 2013 y todo estará centrado, cerca del 80%, en las regiones centrales y occidentales. Para financiar todo esto también emitirá bonos de construcción que este año podrían totalizar cerca de 150,000 millones de yuanes

Otro punto importante son las acciones que está llevando a cabo el gobierno para la renovación y actualización de las áreas deprimidas cerca de centros industriales y urbanos y que para poder apoyarlas va a permitir que el China Development Bank pueda emitir bonos especiales para financiar estos proyectos y además han pedido que los fondos de pensiones, aseguradoras y bancos comerciales participen activamente en este tipo de proyectos, algo que por ejemplo a Nomura le hace pensar que el crédito aumentará en el segundo trimestre de este año.

Nomura piensa que todas estas medidas son una clara muestra de que vuelve a aumentar una política laxa y todo esto es la tercera señal del camino que llevan las autoridades chinas a la vista del deterioro económico. Esperan que en el segundo trimestre o tercero el crecimiento caiga hasta el 7% y piensan que todavía aumentarán la política laxa en el segundo trimestre, lo que podría llevar al gobierno a tener que reducir el ratio de requerimientos de reservas a los bancos en 50 puntos básicos en el segundo trimestre y otra bajada en el tercero, al mismo tiempo que aumenta la posibilidad de una rebaja en los tipos de interés.

Para Merrill Lynch, las medidas anteriores, incluidas un recorte de los intereses para las pequeñas y medianas empresas, es un signo claro de que el gobierno quiere estabilizar el crecimiento en el corto plazo y consideran que es el camino correcto a las consecuencias del abismo fiscal que tiene el país como consecuencia de la campaña anticorrupción. Sin embargo, no esperan que el gobierno cree un macroproyecto de estímulo pero si creen que habrá movimientos para poder cubrir los problemas que hay en la demanda para tener estabilidad social, económica y financiera.