Al menos eso dice Ryan Detrick tras ajustarlo por inflación