El mercado sigue muy convulso en general por la gran cantidad de factores que nos están atacando y las consecuencias que pueden tener a medio plazo los mismos.

El problema más mediático y más cercano es el de Grecia, que tiene su enésima prórroga al haber dado los acreedores plazo hasta el domingo para la última propuesta de Grecia, con unas altas dosis de seriedad, porque el crédito y la confianza se han acabado.

Precisamente, esta nueva prórroga es lo que ayudó ayer al mercado a recuperar gran parte de lo perdido en la sesión intradía, lo que nos deja en pausa y manteniéndonos en los alrededores de la parte baja del canal bajista los futuros sobre índices como el Ibex 35, el Cac 40 y el Eurostoxx 50.
Hablando de aspecto técnico, algo destacable es ver que en casi todos los futuros sobre índices de la eurozona estamos rondando ya la media de 200 sesiones, lo que implica que el mercado asume que la valoración a día de hoy es la misma que la media simple de las últimas 200 sesiones, por lo que se empieza uno a preguntar si el mercado está mejor o peor que la media del último año, algo que volveremos a preguntárnoslo cada día tras la presentación de los resultados de Alcoa que abren la temporada del segundo trimestre.

Siguiendo con la pregunta de si estamos mejor o peor que la media del último año, tenemos que una salida de Grecia del euro va a tener impacto en las economías de los miembros de la zona euro precisamente por el aspecto contable que significa el poner esa deuda casi sin excusas en la zona de pérdidas, por lo que se pierde la esperanza en recuperar ese dinero y además los ingresos que supone el haberlo dado por prestado.

Si a todo lo anterior sumamos las consecuencias en China de la dificultad para realizar operativas apalancadas, tenemos que China está incrementando sus dificultades para poder mantener un crecimiento del 7% este año, incluso con todas las medidas que está llevando a cabo para intentar evitar un crash bursátil que está en curso. Recordemos lo que comentamos ya a finales de junio, cuando se dificulta la operativa apalancada y se piden más márgenes, no se pone más dinero en el mercado sino que se quita para poder cumplir esos requisitos, si somos conscientes de que la operativa apalancada es lo que ha dominado el mercado durante los últimos tiempos, nos damos cuenta que la bolsa de China era un castillo de naipes: en el momento en que se ha ido quitando la pieza principal, todo se ha venido bajo.
Por lo tanto, tenemos posibles problemas para la economía la zona euro y además los problemas que vienen de China, así que no debemos extrañarnos cuando de repente la OCDE dice que el crecimiento economías principales está preparado para reducirse.

El hablar de un menor crecimiento mundial, está hablando de menores perspectivas de negocio, lo que lleva a pensar en menores perspectivas de beneficio, lo que acaba llevando a una necesidad de nueva evaluación de las perspectivas de las empresas, lo que incide directamente la pregunta de si estamos mejor o peor que la media del año en curso, lo que ayudará a lidiar con la pregunta de si debemos estar por encima o por debajo de la media de 200 sesiones.

Wall Street también tiene sus propios problemas, no sólo con Puerto Rico, sino por los efectos colaterales, a nivel geopolítico, de que Grecia salga de la influencia europea y sieacerque a la rusa.

El mercado secundario de deuda vuelve a comportarse como lo hizo ayer, con descensos de tipos prácticamente en todas partes como parte del vuelo a la calidad que está dejando de lado a Grecia que sigue subiendo y ya está por encima del 18% a diez años.

Con respecto al interior del mercado, el súper sector de automoción y recambios vuelve otra vez a ser el peor del día con un claro descenso de -1,97% porque recordemos que es el motor principal de ascensos o descensos del índice alemán.

También las minoristas bajan -0,57% y viajes y ocio -0,56%.

La única buena noticia es que el de recursos básicos recupera parte de lo perdido ayer subiendo 0,8% seguido de las petroleras con 0,49% y las utilities con 0,44%, mucho de todo ello influenciado por la fortísima recuperación de Wall Street que les hizo pasar de tener fuertes descensos a subir moderadamente, aunque debemos estar todos muy atentos porque el globex pone negativo los futuros principales casi -1%, pues por ejemplo, el NYSE, no ha conseguido ponerse por encima de su SMA200 sesiones