Hoy ya tenemos el segundo paso en toda la ronda de bancos centrales que comenzó hace poco con un banco de Inglaterra no moviendo pieza y esperando una justificación más fuerte para poder disparar contra los efectos negativos de la salida de su país de la Unión Europea. Hoy le toca el turno al BCE y estamos con una marea de fondo de espera pero el mercado se está entreteniendo en los múltiples resultados empresariales que están saliendo en Europa.
 
En estos momentos la mayoría de los súper sectores en Europa está en negativo con un punto interesante en el de viajes y ocio con un descenso de -1% y en el de las telecomunicaciones con -1,12%. El súper sector de recursos básicos es el mejor subiendo 1,14% intentando rebotar tras los problemas que tuvo en días pasados.
 
Con respecto a viajes y ocio, tenemos a las aerolíneas con muchos problemas con Lufthansa cayendo cerca del 8%, Easyjet -6%, Air France -4% e IAG -4%. La razón es que en los resultados empresariales en de la alemana y la británica se han puesto encima de la mesa las consecuencias que tienen las tensiones geopolíticas que han despertado los acontecimientos de Turquía y los últimos atentados terroristas en Europa.
 
Por lo demás, los bancos está ligeramente en positivo gracias a las mejoras que está presentando el sector español por unos resultados de Bankinter que han gustado al ofrecer unos márgenes que han aumentado, por lo que la banca mediana lo está celebrando de manera importante con Popular subiendo más del 3% o Bankia casi el 2,5%.
 
El punto negativo que hemos tenido y que nos ha alejado un poco más de los máximos de la sesión son las ventas minoristas de Reino Unido que han quedado mucho peor de lo esperado y eliminado la mejora del mes anterior. Dado que son cifras del mes de junio, ya se empieza a tener cierto miedo a que aparezcan en los datos macroeconómicos las consecuencias de la incertidumbre de la situación en la que queda Reino Unido tras salir de la Unión Europea.