Como hemos visto, muy malos datos de IPC tanto de Italia como de la Eurozona, así que el mercado se está relamiendo que el BCE no va a tener más remedio que apretar el acelerador.

Hace bien poco el indicador de expectativas de inflación que mira el BCE, el foward a 5 años de dentro de 5 años estaba marcando un mínimo histórico por debajo del 1,4% y es que son demasiadas muestras de que la inflación no va camino a su objetivo, así que van a tener que tomar cartas en el asunto otra vez