La sesión europea está siendo extraordinariamente positiva, por la confluencia de un par de factores, que tiene como éxtasis el dato de creación de empleo del mes de abril que hemos conocido hoy en EEUU.

Técnicamente, parece que tenemos una consecuencia lógica del fuerte giro alcista que tuvimos en el día de ayer que nos hizo recuperar todas las pérdidas y en donde en algunos futuros sobre índices tuvimos un repunte de volumen como por ejemplo en el futuro del Ibex 35 y también en el Eurostoxx 50. Esta combinación de volumen y figura en velas japonesas, cuando aparecen en la parte baja de un movimiento bajista, se suele decir que es una muestra de interés comprador que está buscando o bien frenar la tendencia o colocarse para un movimiento de rebote.
El generador de dicho movimiento de rebote era el dato de creación de empleo de EEUU que hemos conocido hoy, en donde muchos esperaban ver una fuerte recuperación tras el decepcionante dato del mes de marzo, lo que volvería a crear presión a la economía norteamericana para mantener un ritmo estable de crecimiento que ofreciese un motivo para que la Reserva Federal no cambiase su idea para subir tipos.

Pues bien, hemos obtenido un dato o que reduce la tasa de desempleo y además crea por encima de los 250.000, una situación más o menos ideal que ha sido muy bien recibida por los operadores que enseguida han disparado las correlaciones acostumbradas cuando se espera que el dólar gane fuerza y el euro gane debilidad, lo que favorece a una Europa que se está beneficiando de la influencia del programa cuantitativo del Banco Central Europeo.

Así, en Europa tenemos a todos los súper sectores subiendo, con Alemania como gran beneficiada subiendo 2,24% o con el súper sector químico tirando del resto con 4,39% seguido de las empresas de inversión inmobiliaria con 3,83% aprovechando un entorno de reducción de tipos de interés que ya comenzó ayer al llegar el futuro del bono alemán a diez años con nocturno a zonas de soporte importantes que activaron movimientos que colocaban y preparaban el mercado para el dato de empleo de hoy.

Los peores del día son las petroleras y los recursos básicos que están subiendo 1,76% y 1,44% respectivamente, y es que el mercado de divisas todavía no apoya de forma seria lo que el mercado está descontando.

El dólar ha quedado mucho más tiempo de lo esperado titubeando tras el dato, y es que por dentro tenemos algunas cifras que siguen sin ser del agrado de todo el mundo, ya que el incremento salarial no es el que debiera ser y además hay mucho empleo temporal con una baja participación de la fuerza laboral, por lo que hay un gran espacio del mercado de trabajo que es muy susceptible a tener problemas si empiezan a subir los tipos de interés, por lo que este factor es un lastre, por el momento.

A diferencia de otras ocasiones, el mercado parece que está reaccionando de forma lógica a los datos, pero será la semana que viene cuando veamos si la digestión y valoración con tiempo nos permite seguir subiendo o seguiremos dando vueltas a zonas de resistencia.