La situación en Europa puede dividirse en una parte más profunda y otra más superficial, y en estos momentos la parte profunda sigue siendo exactamente la misma que esta mañana, pero es la superficial la que ha cambiado.

La parte profunda es lo que atañe a la situación de los datos macro que influyen directamente en la situación del euro contra el dólar. Ahora mismo recordemos que tenemos buenos datos de Europa y malos datos en Estados Unidos, algo que se ha visto fomentado con unos precios de producción industrial que han sorprendido a todo el mundo quedando en negativo otra vez, algo que influye de las perspectivas de inflación y por lo tanto reduce las perspectivas de subidas de tipos, algo que está haciendo que el euro dólar suba casi 0,4%.
Hasta aquí, una situación que es beneficiosa para EEUU y contraria a las empresas de la zona euro porque se reduce el apoyo a los resultados empresariales en la zona euro por la reducción del factor divisa y que pasase justo lo contrario en EEUU.

Sin embargo, la situación se ha dado la vuelta y estamos en positivo en Europa con sólo el súper sector de telecomunicaciones bajando -0,05%.

Hay que recordar que Grecia sigue ofreciendo un doble juego a los inversores, ya que por un lado les preocupan todos los titulares que aparecen al respecto pero sin embargo en el mercado secundario de deuda no hay ninguna preocupación en absoluto porque a diez años estamos rondando el 10% en el país, muy lejos de esa cota superior al 13% cuando tuvimos muchos líos.

Uno de los titulares que ha hecho daño al mercado hoy fue que el ministro de economía de Grecia pidió que se retrasase el pago al Banco Central Europeo correspondiente al término de julio y agosto, pero esta tarde el propio ministerio de economía del país ha rechazado que esa petición se haya hecho, lo que ha relajado algo los ánimos, pero en el mercado secundario de deuda sigue sin verse preocupación alguna.

Por otro lado, han aparecido factores positivos que se han ido acumulando que han ayudado a que Europa pase a positivo, por ejemplo la actuación de Europa contra las importaciones de acero desde China, que han disparado a las acereras esta mañana y que han ayudado a que muchas de ellas se disparasen más del 4%, ya ayudando a alejarnos de los mínimos de la sesión.

Por otro lado, tenemos que el euro-dólar por fin se está acercando a una zona de resistencia realmente potente que va desde el 1,15 al 1,16 en donde hay intereses en vencimientos de opciones y además es la zona en donde esperamos a la creación del programa cuantitativo, que todavía sigue vigente, por lo que es una zona en donde puede haber problemas para pasar, lo que permite abrir apuestas que son favorables a Europa.

En este momento Alemania es la que mejor se está comportando porque tiene al súper sector de químicas como el mejor del día subiendo algo más del 1% al igual que los bienes personales y del hogar, junto con las empresas de inversión inmobiliaria y automoción y recambios.

Con respecto a Wall Street, tenemos también subidas contundentes superiores al 0,5% de media primero porque Apple se está comportando bien por noticias positivas corporativas pero además porque los medios de comunicación del país empiezan a decir que la debilidad del dólar puede afectar positivamente a los resultados empresariales del segundo trimestre, lo que nos sigue manteniendo en la órbita de la resistencias importantes en aquel país, así que si EEUU empieza a mejorar otra vez, es bastante difícil que Europa no se contagie aunque sea un poquito.