Una vez que ya está puesta encima de la mesa la carta de la inflación y la esperanza de ver entre 2 y 3 subidas de tipos de interés en lo que queda de año, el mercado empieza a poner las piezas de acuerdo con esas correlaciones.
 
En este momento en Estados Unidos tenemos a los sectores relacionados con el consumo muy dañados porque los resultados que hemos conocido hoy no son positivos, y además la todopoderosa Walmart sigue perdiendo la tendencia alcista desde los mínimos de noviembre.
 
Además, siguiendo al desplome que está teniendo el sector de artículos de consumo de -1,2% y el de consumo discrecional de -0,58%, está la bajada de 0,92% que están teniendo las utitlies. Este último punto es el que nos da la pista sobre lo que está pasando, ya que tienen una correlación muy alta sobre los tipos de interés, pues su principal activo para el inversor es su dividendo, así que si los tipos de interés es tan bajos, su dividendo es un buen refugio de inversión, pero si empiezan a subir los tipos de interés, el dividendo no atrae tanto y cuando el ambiente está revuelto en este sentido, suelen tener descensos del precio.
 
Si seguimos dando vueltas a los efectos de la inflación sobre los valores en la bolsa, el que las tiene todas de ganar es el sector bancario, ya que esa subida de tipos de interés les permite ganar más dinero y aumentar sus márgenes, así que en estos momentos los dos sectores, el de bancos y el de servicios financieros del SP 500 son los que están tirando realmente del mercado con subidas entre 0,7% y el 0,9%.
 
¿Reflejo en el mercado europeo? Las utilties no están bajando del todo pero sólo sube 0,06% y es el super sector bancario el que está tirando del resto al subir 1,64% nada menos.
 
Por lo tanto, la reacción en Estados Unidos está siendo mimetizada en Europa.