El mercado en Europa sigue de los acontecimientos de días pasados y la situación está hasta cierto punto descontrolada. Tal como comentamos en el artículo de apertura de mercado europeo, hay tal cantidad de factores encima de la mesa, que la interpretación de todos ellos es realmente difícil, porque aparecen y desaparecen en el mercado puntos de atención sobre cada uno de ellos.

Por ejemplo, siguen apareciendo comentarios acerca de la mala situación de Grecia tras esa especie de desafío a los acreedores al admitir a más de 13.000 funcionarios, la opinión de otras personas relevantes de la zona euro diciendo que sería malo para el crecimiento que Grecia saliese del mercado, pero sin embargo el mercado secundario se está comportando relativamente bien con el país, ya que su rentabilidad se ha colocado otra vez por debajo del 11% mientras el resto está subiendo fuertemente.
El punto de influencia negativa para los mercados de riesgo que hemos tenido en sesiones anteriores se sigue manteniendo en el día de hoy, ya que el euro vuelve a tener fortaleza tanto contra el dólar como contra la libra, lo que sigue haciendo daño a todas las empresas al ir reduciendo poco a poco el factor divisa en los resultados empresariales.

Desafortunadamente, cuando tenemos una serie de bajadas tan seguidas, llega un momento en donde el mercado no puede aguantar más y ya hay ventas simplemente siguiendo la corriente, incluso cuando hay algunos sectores que tienen de base algo más positiva para aguantar mejor que el resto.

En concreto, hoy le está pasando esto al súper sector de petroleras que es el peor de Europa con un descenso -2,52% cuando el crudo se mantiene por encima de los 60,00 $, pero ayer el crudo de referencia en EEUU dejó una muestra de interés vendedor con una lápida y repunte de volumen, por lo que se está reaccionando también a esa especie de espera en los activos al dato de creación de empleo de mañana en EEUU.

Al súper sector de recursos básicos también le pasa lo mismo con un descenso de -2,53%, pero es que a esto hay que añadir que los principales valores de petroleras y mineras están cotizando en Londres y Londres está muy nerviosa porque se están desarrollando las elecciones, así que es un factor que es realmente desestabilizador y el que está haciendo que no se sigan esos fundamentales es los sectores que les van a favor.

En estos momentos no hay ningún súper sector en Europa que esté en positivo y los que mejor se están comportando son el de tecnológicas bajando -0,64% y el de viajes y ocio con -0,89%, con el de automoción y recambios perdiendo algo más del 1%.

El Ibex 35 está teniendo muy mala fortuna técnica ya que ha perdido la zona de los 11000 puntos y está ejecutando el hombro cabeza hombro que hemos estado siguiendo durante tantas semanas. Además, los bancos no están en una buena situación cuando los tipos están subiendo tanto ya que encarecen el crédito y, efectivamente, eso va a tener una repercusión en la economía a medio plazo.

La deuda en Alemania sigue el desplome y el futuro del bono alemán a diez años con nocturno ha llegado a caer casi 200 puntos tras cerrar ayer por debajo de la media de 200 sesiones con nocturno. El movimiento parece que ha sido extraordinariamente técnico porque una vez perdida la importante media nos hemos ido buscar el 152, que es la resistencia que aguantó en el tercer y cuarto trimestre de 2014, así que ahora mismo está intentando un rebote en esa zona, aprovechando la fortísima sobreventa que tiene.