La primera de ellas es esa fortaleza del dólar que se puede apreciar perfectamente cuando miramos el par dólar-yen:
usdjpy


Esto hace que el euro pierda fuerza, está en negativo, y vuelva a ejercer presión alcista sobre las exportadoras que estar en Alemania. Este efecto ha hecho que nada más comenzar la sesión se haya tenido un tirón alcista bastante importante en Alemania que ha arrastrado al resto.

Sin embargo, la realidad se impone y el índice europeo estaba en negativo y además el Ibex 35 estaba subiendo muy poco.

En cuanto hemos visto el mercado secundario que el futuro del bono alemán a diez años con nocturno está subiendo cerca de 80 puntos, mientras la periferia tiene problemas, ha hecho que la situación se calme, nos alejemos de los máximos del día y el futuro del Ibex 35 ya se mete en negativo -0,43% con todos los ojos puestos en la inestabilidad política de los países más dañados por la crisis y la austeridad tras las elecciones españolas.