La recuperación del crudo le está sentando bien, lo mismo que los metales, pero la GBP tiene más peso.


Como se puede ver, la GBP no consigue poner en jaque los mínimos del año, lo que supone que este factor contrario a la bolsa está contenido. También hay que pensar que los datos macro les son favorables junto con las previsiones... porque todos somos conscientes de que todavía el daño real no aparece porque no hay Brexit. Las cosas cambiarán en el momento en el que las negociaciones terminen o se rompan. De momen to la situación está controlada y eso se está aprovechando mucho.