En concreto se ha revisado el crecimiento mundial hasta el 3,1% en 2016, 3,4% para 2017 lo que supone una reducción del 0,1% para los dos años.
 
Para Reino Unido, la previsión de crecimiento en 2016 baja al 1, 7% desde el 1,9% y para 2017 baja fuertemente hasta el 1,3% desde el 2,2% anterior.
 
Es importante subrayar que han dicho que si no hubiese salido Reino Unido de la Unión Europea, la revisión de crecimiento mundial en 2017 hubiese sido al alza por mejoras tanto en Japón como en la zona euro.
 
Para China, el crecimiento de 2016 se mejora un poco hasta el 6,6% desde el 6,5% anterior pero en 2017 ve un crecimiento que se frena hasta el 6,2%.
 
Para Japón presenta un crecimiento en 2016 del 0,3% bajando desde el 0,5% anterior y para 2017 la situación mejora pues espera un crecimiento del 0,1% cuando la previsión anterior era de un crecimiento negativo de -0,1%.
 
También es importante remarcar que si el divorcio entre Reino Unido y la unión europea no es amistoso, entraríamos dentro de lo que llaman su caso peor y el crecimiento global en 2016 y 2017 bajaría hasta el 2,8%.