Europa en estos momentos se mantiene con muchísimas dudas con un comportamiento mixto que está modelado por los resultados empresariales pero incluso ellos subrayan que la importancia real en estos momentos está puesta en el mercado de divisas, y derivado de ello, el comportamiento de los bancos centrales.

La debilidad del euro y la fortaleza del dólar está siendo la madre del cordero de los resultados empresariales tanto en Wall Street como en Europa, ya que los americanos hablan de daño y reducción de los beneficios por el dólar caro, pero otros, como por ejemplo Volkswagen muestran el efecto favorable de un euro barato.

Por lo tanto, si la situación en el mercado de divisas se invierte, Europa empezará mostrar daño, o menos beneficio, y Wall Street empezará a recibir beneficio, o menos daño.
Para todo lo anterior, hoy tenemos el evento del día situado en la Reserva Federal, ya que todo el mundo estará pendiente de ver alguna muestra de duda que pueda ayudar a pensar que la primera subida de tipos de interés no va a tener lugar cuando se espera, sino un poco más tarde debido a la larga cadena de datos macro peores de lo esperado que hemos estado teniendo en el país.

Esa larga cadena de malos datos macro estar detrás de la fortaleza del euro por debilidad del dólar. Además, Grecia también tiene mucho que ver y más cuando el mediático ministro de economía griego ha sido relegado a un segundo plano en la confrontación con los acreedores, lo que ha despertado algo de optimismo que ha hecho que la rentabilidad en el mercado secundario de la deuda griega a diez años esté rondando otra vez el 10% tras dispararse por encima del 13% en los momentos más crudos.

Por lo tanto, el movimiento del euro dólar va a ser determinante para saber lo que pueden esperar los inversores en el medio plazo.

En estos momentos el súper sector de recursos básicos es el peor del día bajando -1,76%, olvidándose del factor positivo que supone un abaratamiento del dólar. La cuestión es que se sigue mirando a China con problemas de crecimiento y además algunas mineras han tenido que reducir las perspectivas de producción por distintos eventos corporativos y huelgas.

Una situación parecida le está pasando al sector de petroleras que desciende -0,79%, pero dado que las materias primas dependen de la divisa, esta debilidad es propia de una espera a evento grande, como el FOMC.

Las químicas también están descendiendo -0,49% y se añaden al daño del DAX que sigue estando muy pendiente de tener a favor la debilidad del euro.

Las telecomunicaciones son las mejores del día subiendo 0,88% seguido de los servicios financieros con 0,27%.
El deterioro de la situación técnica en los futuros sobre índices más importantes en el corto plazo es muy patente, sobre todo en el Ibex 35 ya que estamos parados en lo que antes era una directriz alcista, que pasa a ser resistencia.

En resumidas cuentas, el movimiento del euro como reflejo de la fortaleza o debilidad del dólar, es algo que nos va a hacer daño o mejorar mucho en el muy corto plazo, así que la cita de esta tarde es fundamental.