Hoy el índice británico está dañado por las bajadas que experimentan algunas compañías líderes en el sector de la construcción residencial como consecuencia de la bajada de recomendación de Credit Suisse.
Recordemos que el programa creado para impulsar la economía, conocido como “fondos por préstamos”, dejó de apoyar la compra de viviendas porque consideraban que la economía ya era suficientemente fuerte como para poder sostenerse a sí misma y de esta manera poder evitar la creación de burbujas.

Pues bien, esa falta de apoyo gubernamental, se está traduciendo poco a poco a las empresas y así tenemos a Persimmon descendiendo -3.74% al sufrir la rebaja a neutral desde su sobreponderar.

Además, consideran que es bueno el momento para recoger beneficios del rally reciente ya que una subida de los tipos de interés o algún problema en la economía británica el año que viene podría dañar al sector.