Si ayer en Europa fue un día malo, hoy lo sigue siendo, ya que nos despertamos con nuevos descensos que son superiores al -0,5% en los futuros sobre índices más importantes, y que se poco a poco se van acercando al -1%.
La culpa de todo la sigue teniendo el factor divisa, que tras la reunión de la Reserva Federal de ayer en donde dicen que no van a subir los tipos mientras la economía no mejore, el apoyo está cambiando de Europa a EEUU.
 
Seguimos en temporada de resultados empresariales y lo más destacado es que los de EEUU han dicho que la divisa les ha perjudicado y que en Europa la divisa les ha favorecido. Por lo tanto, es precisamente esto lo que está moviendo a las bolsas, ya que con el encarecimiento del euro y la debilidad del dólar, ese apoyo está cambiando de lugar, es decir, con la debilidad del dólar el apoyo lo tiene la bolsa norteamericana y con el encarecimiento del euro el daño lo tiene la bolsa europea.
 
En estos momentos el euro dólar está subiendo algo más del 1% y se está acercando ya a niveles técnicamente importantes como por ejemplo el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la bajada desde los últimos máximos en relevantes, los de diciembre del año pasado, mientras estamos a las puertas de la sobrecompra y en donde podría empezar a aparecer alguna recogida de beneficios, que nadie sabe si será suficiente como para parar la subida.
 
Como podemos imaginarnos, un dólar más barato ejerce presión alcista directamente sobre las materias primas, en donde está situado el crudo, así que no es de extrañar que el único súper sector que está en positivo en Europa ahora mismo sea el de petroleras con 0,25%.
 
Los resultados empresariales siguen jugando su carta en los mercados, ya que la protesta y crítica del acuerdo entre Alcatel-Lucent y Nokia por un fuerte inversor está haciendo que el valor francés se esté desplomando cerca del 10%, lo que arrastra las tecnológicas al ser las peores del día con un descenso nada menos que de -2,2%, ante el miedo de que esa protesta acabe tirando abajo el acuerdo.
 
Los medios de comunicación también descienden -1,59% y, como respuesta a la subida del precio del crudo, viajes y ocio, donde están las aerolíneas, descienden -1,5%.
 
En general, todos los ojos están puestos en el mercado de divisas y mientras el euro se muestre fuerte, Europa tendrá problemas.
 
Además, los factores técnicos en los gráficos de futuros sobre índices importantes de Europa también están jugando su papel, ya que ayer el futuro del índice alemán en gráficos de días con nocturno, perdió la media de 50 sesiones, lo que provocó muchísimas ventas, además, hay algunas figuras de hombro cabeza hombro con claviculaares horizontales o ligeramente alcistas, que se están intentando ejecutar, por lo que los osos están muy activos.