El índice alemán vuelve a ser el protagonista de la sesión ya que está aprovechando el buen cierre de ayer, en negativo, pero muy lejos de mínimos, para romper sus máximos previos.

Durante toda la crisis hemos asistido a una pelea y queja constante por parte de las autoridades alemanas que no dejaban mover ningún tipo de pieza al Banco Central Europeo para intentar mejorar la situación de los países del sur, y más, la pelea y reproches constantes a la compra de deuda que se está realizando en estos momentos.

Sin embargo, lejos de suponer un problema para los ciudadanos alemanes, está suponiendo absolutamente todo lo contrario, ya que una devaluación importante del euro está haciendo que las exportaciones del país tengan oportunidad de ofrecer precios mucho más competitivos que las de otros países de fuera de la zona euro en sus mismos sectores.

Una de las características que tiene Alemania es la gran concentración de fabricantes de automóviles de lujo, algo que ha tenido una recuperación muy importante en todo el planeta y que ahora tiene un apoyo incontestable.
Por lo tanto, uno de los pilares fundamentales del índice alemán es la recuperación del sector de automoción y recambios en su propio país, que está haciendo que el súper sector del mismo nombre no pare de recuperarse desde octubre del año pasado.

Simplemente tengamos en cuenta que, a pesar de que estas marcas tienen fábricas por todo el planeta, la mayoría se producen dentro de la zona euro, así que si miran el gráfico adjunto del euro dólar, verán que el apoyo a las exportaciones ha sido brutal desde que perdimos la tendencia alcista desde los mínimos de 2012 combinado con la pérdida de la media de 200 sesiones.

Las dos líneas verticales que se ven a finales de 2014 corresponden al mes de noviembre y quédense con ese mes para buscarlo en el posterior gráfico.

euusd


En este otro gráfico tienen la evolución del súper sector de automoción y recambios con su espectacular remontada desde octubre del año pasado cuando alcanzamos la sobreventa y en donde dejamos, sí se fijan, una karakasa de compra en el punto más bajo de todo el retroceso desde la zona de máximos de julio de ese año.

Antes les comentábamos el mes de noviembre, y sí se fijan en el gráfico, verán que en ese mes conseguimos romper la directriz bajista y además las medias de la fuerza comparada con el Stoxx 600 pasaron de bajistas a alcistas, por lo que empezaron hacerlo mejor que el índice y es una señal clara de que la gestión activa puede empezar a entrar en el sector.

Ahora tenemos una clarísima directriz resistencia que nos está parando cada vez que tocamos y sí consiguiésemos superar los 650 puntos, podríamos ver un intento de la aceleración de la tendencia. Fíjense cómo está desde finales de enero de este año el RSI y como prácticamente no sale de la sobrecompra, algo que recuerda las tendencias alcistas de los años previos a la crisis, en donde todo era pan y gloria.

auto