La sesión en los mercados europeos ha vuelto complicarse otra vez porque el euro ha encontrado otro factor para seguir creciendo, lo que ha hecho que el euro consiga romper los máximos del mes tanto contra el dólar como contra la libra, así que los mercados europeos vuelven a sufrir.

Simplemente, hay que mirar quién es el que peor lo está pasando en estos momentos, y es el súper sector de automoción y recambios con nada menos que un descenso de -2,56%. Este sector, que es principalmente alemán y exportador, es el que más va a notar el menor apoyo de una divisa barata en sus resultados empresariales, por lo que es normal que los inversores empiecen a reducir las valoraciones de los mercados europeos porque ese apoyo de la divisa barata se está esfumando.

El punto de movimiento último que nos ha permitido superar los máximos del mes en el euro son las buenas noticias que han aparecido acerca de las conversaciones de Grecia con otros países, haciendo ver que quizá la reunión del lunes de los ministros de economía sea una buena plataforma para llegar a un acuerdo, además de haber estado hablando nada menos que Junker con Tsipras acerca de hacer un sistema de pensiones financieramente sostenible, algo que puede gustar mucho al mercado porque se ve que se acercan a las posturas de los acreedores y en general se ha apostado por una reducción de esta capa de preocupación, lo que ha disparado más al euro pensando que este factor de amenaza al crecimiento se ha reducido.

Además, las rentabilidades del mercado secundario de deuda están subiendo, así que el súper sector de aseguradoras es el que mejor lo está haciendo quedando prácticamente plano, ya que el aumento de las rentabilidades les abre la posibilidad de que puedan con renta fija conseguir ese dinero que necesitan para poder pagar a sus clientes sin asumir más riesgo.

Además, el euro se está beneficiando no sólo de los buenos datos que está saliendo de la economía europea y de la revisión de perspectivas de crecimiento al alza de la comisión europea, sino también unos datos de EE.UU. que están saliendo peores de lo esperado y que subrayan que están teniendo problemas, así que la esperanza de subida de tipos se reduce notablemente. Es más, la Presidenta de la Reserva Federal ha dicho que las valoraciones de los mercados son generalmente altas, así que todo el mundo ha visto un punto de peligro en estas declaraciones.

Dentro de las bolsas europeas, la alemana es una de las peores precisamente por lo que hemos visto, son empresas muy grandes que tienen una gran proyección internacional y que se han beneficiado la temporada de resultados de un euro bajo, por lo que este apoyo desaparecerá con el tiempo según vaya mejorando el euro.