En este momento está cayendo más del -2,5% y es que al final el mercado ha sucumbido a la pasividad de la OPEP ante el constante aumento de producción de EEUU y Libia.

Ahora intentarán controlar la situación a toda prisa con intervenciones verbales.

Aquí tienen la situación al cierre de ayer. Nos metemos en la sobreventa pero hemos perdido el soporte, así que estamos ya en -2,74% a 46,51$.

Ahora el sector de energía de EEUU es el peor con -1,4%. Pero vean a Exxon y Chevron: