Recuerden que tuvimos una envolvente bajista en una zona de resistencias formada por la cota mínima creada en el mes de enero, pero al final ayer, tras unas primeras ventas que nos colocaron por debajo de los 50 $, tuvimos un rebote importante.
 
wti

 
Por un lado, el mercado sigue estando muy pendiente el siguiente paso de la OPEP para intentar contrarrestar el incremento de producción de Estados Unidos, pero también hemos tenido algunos datos de reservas de crudo que no han sido tan fuertes como se esperaba, sobre todo porque los destilados y las gasolinas estaban teniendo una fuerte reducción que hacía presagiar que las refinerías se pondrían otra vez a comprar crudo para satisfacer la demanda de los derivados.
 
Pues bien, ayer tras el cierre el Instituto API cree que los inventarios semanales de crudo en Estados Unidos dan una bajada de 1,8 millones de barriles. Los de gasolina cayeron -2,6 millones y los destilados también cayeron -2 millones.
 
Como vemos, la demanda de la gasolina según se va acercando el verano aumenta, lo que es un factor negativo para el crecimiento de las reservas y es positivo para el precio del crudo.
 
Debemos tener en cuenta que cada vez hay más miembros de la OPEP y también pertenecientes al acuerdo de reducción de la producción que apuestan por renovar dicho acuerdo, lo que hace que poco a poco aumenten de tamaño factores que nos hace mirar la zona de los 60 $ como objetivo.