Si se fijan en el gráfico adjunto del precio de referencia en Estados Unidos, verán que hemos tenido una racha de subidas espectacular aprovechando la muestra de interés comprador que apareció en el primer retroceso importante tras crear nuevos máximos de 2016 en donde aparecieron varias muestras de interés vendedor.
 
La fuerte bajada de finales de marzo vino acompañada por una pérdida de la directriz alcista del RSI a días en diciembre. Cada vez que se produce esta situación, hay altas probabilidades de que exista un rebote con relativamente menos fuerza que haga buscar esa directriz para tomarla o probarla como resistencia.
 
El rebote reciente del precio del crudo ha venido favorecido por los dimes y diretes de lo que se espera que se consiga en la reunión de productores del fin de semana, además de la muestra de participación en la inflación de la subida del precio del crudo en los precios de importación de Estados Unidos, pero ayer tuvimos un frenazo cuando dejamos los máximos de la sesión exactamente en los máximos del año, aprovechando que la OPEP había reducido la previsión de crecimiento de demanda para este año, algo que hoy ha sido apoyado por la agencia internacional de la energía. Además, recordemos que tanto las previsiones de reservas semanales de crudo por el API y las de la agencia de información energética, han salido superiores a lo esperado, por lo que tenemos bastante freno en la zona de resistencia.
 

 
wti