Desde que el precio del crudo marcó la zona entre los 30 $ y los 27 $ como suelo, hemos tenido multitud de comentarios acerca de que se esperaba un reequilibrio del mercado del crudo a partir de la segunda mitad de este año.
 
Esos comentarios, desde prácticamente todas partes, ha sido uno de los alicientes para ver una fulgurante subida desde los 30 $ hasta los casi 47,2$ en los que nos encontramos ahora mismo.
 
Hoy el precio del crudo está subiendo más del 2% animado otra vez por nuevamente otros comentarios hablando del reequilibrio del mercado. Recordemos que la agencia internacional de la energía estaba viendo una fuerte bajada de la producción en los países fuera de la OPEP, en concreto en Estados Unidos, uno de los puntales de este nuevo reequilibrio.
 
Pues bien, Goldman Sachs ha subido su estimación de precio del crudo de referencia en Estados Unidos en el segundo trimestre hasta los 45 dólares, cuando hace escasamente dos meses la previsión estaba en los 35 $. Para la segunda mitad pasa de una previsión de 45 $ a 50 $.
 
Por lo tanto, de estar avisando en meses anteriores que la oferta y la demanda no apoyaba la subida de los precios del crudo, ahora giran completamente en su predicción al ver que el mercado no les ha dado la razón, y ahora dicen que el déficit que están previendo en el segundo trimestre de este año, se ha adelantado un trimestre, pues ellos calculaban que aparecería en el tercero.
 
Sea como sea, es otro empujón al alza para este factor clave para la inflación, que es un apoyo para las petroleras, que es un daño para la economía, que es un apoyo para que la Reserva Federal piense en subidas de tipos de interés y un enemigo claro de las rentabilidades en el mercado secundario de deuda, lo que hace bajar sus precios.
 
Si miran el gráfico del precio de referencia en Estados Unidos al cierre del viernes, verán que la muestra de interés vendedor que tuvimos en la zona de máximos de abril tuvo un bajo volumen, lo que hace que esa muestra de interés vendedor sea más floja que lo normal. Con este cambio en la opinión de Goldman Sachs, esos máximos han sido muy fáciles de atacar.
 

 
wti